Factoring electrónico

Factoring electrónico ¿qué es?

Anteriormente hemos hablado acerca de Factoring, pero ¿qué es el Factoring electrónico? Hoy te lo vamos a explicar.

Ya sabemos que este proceso utiliza la compra venta de facturas como una opción viable para que las pequeñas y medianas empresas (PYMES) obtengan liquidez inmediata y los inversores, puedan generar beneficios económicos a largo plazo.

Sin embargo, existe un método llamado Factoring electrónico donde el proceso se desarrolla así:

  1. La empresa emite una factura electrónica.
  2. Se pone en contacto con la empresa que presta servicio de Factoring.
  3. La organización, evalúa la validez de la factura.
  4. Aprobada la misma, procede a la gestión de venta.
  5. La compra y pago de la factura se hará vía online.
  6. Finalmente el cobro posterior de la misma, también se hará por canales web.

Ventajas del Factoring electrónico

El Factoring electrónico ofrece diversas ventajas:

  • Gracias a él, se puede verificar la validez de la factura, o si viene expedida por otra empresa de Factoring.
  • Las posibilidades de fraude son realmente bajas.
  • Reducción de tiempos, ya que simplifica y reduce los pasos, intervinientes y recursos en el recibimiento, aprobación  y transacción de facturas.
  • El proceso es muy productivo, por lo que se pueden gestionar muchas facturas de diferentes empresas en un mismo día.
  • Reducción de costos administrativos. Disminuyen el papeleo y se mejora el flujo administrativo.

Como verás, el Factoring electrónico es una excelente oportunidad para las empresas. Si quieres conocer más sobre él, síguenos en nuestras redes sociales @venefacturave en Instagram, @venefactura en Twitter y Venefactura en Facebook.

Te invitamos a leer nuestro blog, donde encontrarás valiosa información acerca de nuestros servicios y los beneficios que podemos darte.

Tipos de Factoring

Conoce los diferentes tipos de Factoring

En un artículo anterior explicamos qué es el Factoring, no obstante, es importante que conozcas los tipos de Factoring, antes de contratar este excelente servicio.

Por ello, hemos recopilado las modalidades de Factoring más utilizadas, a fin de enseñarte un poco más sobre el tema. De esta forma podrás entender mucho mejor, los niveles de cobertura y capacidades de cada tipo.

Tipos de Factoring más comunes

Para empezar, existen dos tipos:

Con recurso

Consiste en aquel contrato donde el cedente entrega las facturas a la entidad que llevará el proceso de Factoring, ésta por su parte, hará entrega inmediata de liquidez a dicho cedente, descontando previamente un porcentaje del que se estarán cobrando los intereses y gastos.

Si el deudor de esta factura, no cumple con su compromiso de pago, la entidad tiene el derecho pleno de reclamar al cedente de la factura el pago completo de la misma. De no realizarse el pago, ambas partes podrían tener un juicio.

Sin recursos

El Factoring sin recurso es muy parecido al expuesto anteriormente, sin embargo la contratación del servicio de Factoring se da, sin que el cedente de las facturas se haga responsable, en caso de que el deudor no cumpla con su compromiso de pago.

A estos tipos de Factoring se agregan el de importación y exportación.

Exportación

Este tipo de Factoring, beneficia directamente a aquellas empresas que exportan productos al extranjero. Con esta operación pueden optar por el pago inmediato de sus operaciones comerciales, realizadas fuera de su país de origen, sin esperar a que el destinatario de sus exportaciones se haga cargo de sus pagos.

Importación

Gracias a este Factoring, una empresa que reside en el extranjero y no se encuentra en la región donde operan sus actividades comerciales, puede transferir sus créditos a una empresa de Factoring que si se encuentre en la zona donde opera, así ésta se hará cargo de la gestión de todos sus pagos y cobranzas.

Otros tipos de Factoring

De múltiples contratos

Permite que la organización que contrata el servicio, opte por la prestación de bienes que no es capaz de desarrollar por sí misma, para ello, recurrirá a una empresa que si pueda cubrir la necesidad. Este tipo de financiamiento se llevará a cabo con algunas entidades de Factoring que ofrezcan esta modalidad.

Compartido

Esto se da cuando una o varias empresas de Factoring se ponen de acuerdo para compartir las facturas cedidas. De este modo todas las organizaciones prestantes de este servicios, se hacen cargo de la gestión de los documentos.

Reverse Factoring

Por último, pero no menos importante, encontrarás el reverse Factoring, donde se da la contratación de un servicio en el que la empresa de Factoring, asume el pago total y por adelantado de las facturas giradas a favor de los proveedores de la empresa que contrató sus servicios. Luego del tiempo estipulado, la empresa contratante, pagará la totalidad del monto que la entidad haya asumido.

Como verás, el objetivo principal del Factoring, es otorgar liquidez inmediata a sus clientes. Por ello, te invitamos a contactarnos, de este modo, podrás hacer uso de un servicio de calidad, y con la mejor tarifa del mercado.

Encuéntranos en @venefactura en Twitter e Instagram y Venefactura en Facebook.